Algunos agujeros y unos topos que van cambiando de posición. Agarrar un martillo e intentar darle a los topos es un juego clásico que no por ello deja de ser divertido.
Aquí su resolución en Scratch

Anuncios